Cascadas en Filipinas: experiencias alucinantes desde Kawasan falls a Villa Escudero

Las cascadas en Filipinas son una experiencia alucinante que puede disfrutarse en casi cada isla. Son muchas y muy recomendadas, aquí tienes un listado de balnearios naturales esparcidos como tesoros por las islas filipinas.

Todos los artículos de Filipinas los puedes ver aquí.

Índice[Mostrar]

Kawasan falls, en Cebú, las cascadas en Filipinas más famosas


Kawasan falls son unas de las cascadas en Filipinas más famosas. Su fácil acceso, la piscina natural que forma de color azul turquesa y la posibilidad de ascender niveles en el río y encontrar más cascadas la convierten también en una de las mejores. Situadas en la isla de Cebu, para llegar a Kawasan falls lo mejor es dormir en Moalboal si está dentro de tu itinerario. Puedes coger un jeepney o darte un pequeño paseo en moto desde aquí. Si no, en Cebú numerosos autobuses dan la vuelta a la isla, aunque se puede hacer más pesado. Una vez llegas a Kawasan falls, la imagen de la primera cascada habrá valido la pena. Además, puedes marcarte una excursión subiendo los distintos niveles del río, en cada uno encontrarás una nueva cascada de impresión.

Kawasan falls cuenta con un bar restaurante en la primera formación. Recientemente, varias agencias organizan una excursión en estas cascadas que llaman canyoneering, en español barranquismo. En esta excursión irás descendiendo por el río y saltando las cascadas, siempre con equipo de seguridad. Debido a algún que otro accidente con turistas, la excursión podrá realizarse dependiendo de la temporada y las medidas de seguridad. Si no, no te preocupes. Para disfrutar de esta maravilla no es necesario contratar nada, es un tesoro en sí mismo abierto al público. Eso sí, con una pequeña tasa de entrada, muy habitual en Filipinas.

Tappiya falls, la impresionante cascada de Batad


Estruendosa e imponente. Llegar a Tappiya falls no es fácil, hay una hora de recorrido. Pero no puedes abandonar las terrazas de arroz de Batad sin visitar esta joya natural. El camino a las cascadas se hace a través de los propios arrozales, así que aunque cansado, la caminata ofrece vistas inmejorables. Una vez allí, el sonido del agua al romper y las olas que provoca serán la combinación perfecta para descansar y disfrutar un poco. Un enclave impresionante difícil de olvidar.

Daranak, la mejor cascada de Filipinas cerca de Manila


Daranak falls y su entorno convierten a estas cascadas en las mejores en relación a la distancia desde Manila. Si te sobran días y no quieres pasarlos en la gran urbe manileña, plantéate visitar estas cascadas. El río crea dos zonas separadas, ambas muy bonitas con aguas cristalinas donde bañarse es un auténtico lujo. Si has recorrido el país pero no has disfrutado de las cascadas en Filipinas, te recomiendo rematar tu viaje con un day trip a Daranak falls. Desde Manila, tardarás aproximadamente 2-3 horas.

Cascadas en Baler, Mother falls


De todas las cascadas en Filipinas en las que me he bañado, las Mother falls en Baler son las que más frías estaban. Pero uno no puede resistirse a probar esta espectacular catarata muy frecuentada por los locales. Todo ello después de un largo paseo, bien señalizado, en un entorno natural hermoso. Estas cascadas son las más populares de la provincia de Aurora y a los filipinos les encanta. Si tienes intención de visitar Baler, añade las Mother falls a tu lista de cosas que ver en Baler y atrévete a pesar de lo fría que está el agua.

Diguisit falls en Baler


Lejos de igualar a las Mother falls, estas cascadas, también en Baler, son pequeñas pero pueden ser interesantes si cuentas con tiempo para explorar a fondo la zona. Apenas tienen zona de baño, como ves en la foto, lo cual le resta puntos.

Cambugahay falls, las más divertidas de Siquijor


Estas cascadas en Filipinas son unas de las más divertidas. Casi todos los viajeros que pasan por Siquijor visitan Cambugahay falls. Al llegar, seguro que encuentras locales y visitantes balanceándose en la soga hasta lanzarse al agua. Atrévete y disfruta, el entorno lo merece. Las aguas cristalinas y la paz que se respira bien merecen una visita.

Lugnason falls, cascadas en Siquijor


También en Siquijor, estas cascadas son otro punto para darse un buen chapuzón en agua dulce. No son tan famosas como Cambugahay, pero también son bonitas e invitan a pasar un buen rato. En los alrededores puede apreciarse la mano humana, por ello cuenta con una pequeña zona recreativa.

Cascadas y piscinas en Agua Grande, Filipinas


Aunque el norte de Filipinas no es tan turístico, la punta norte de Luzón alberga sitios tan fantásticos como Agua Grande. Varias infinity pool de cemento aprovecha el agua de las cascadas limítrofes para convertir este lugar en un área recreativa pero genuina. Las cascadas en sí no tienen apenas zona de baño.

Kabigan falls, al norte de Ilocos en Pagudpud


Una excursión que atraviesa campo, bosque, río y escenas cotidianas filipinas, llega a Kabigan falls. Unas cascadas en Filipinas que bien merecen una visita y, por supuesto, un buen baño. También en las cercanías de Pagudpud, esta catarata suma atractivos a la zona más norte de Luzón.

Cascadas en Bicol, junto al río subterráneo de Jovellar


Bicol esconde grandes tesoros, como el Mayon volcano. Aunque algo apartadas de las rutas habituales, el río subterráneo de Jovellar y sus cascadas forman un lugar con encanto. Puedes adentrarte en la gruta por la que discurre el río, dar algún salto al agua y, en definitiva, disfrutar de un espacio nada concurrido.

Cascadas en Banaue para darse un año tranquilo


Las más pequeñas y discretas de la isla. Ya que muchos viajeros visitan Banaue, esta pequeña cascada muy cerquita del pueblo puede servir para darse un buen chapuzón. Lo más recomendable es visitar las cascadas de Batad, en plenas terrazas de arroz. Este lugar se llama Guihob y no es más que una piscina natural con una pequeña cascada. La gente local suele frecuentar este sitio.

Hulugan falls, excursión a cascadas desde Manila


Según las lluvias recientes, Hulugan falls irán cargadas de agua o prácticamente secas. Estas cascadas en Filipinas están relativamente cerca de Manila, aunque llegar a ellas no es fácil. Un trayecto en autobús y jeepney de unas 3 horas te llevarán hasta aquí, donde podrás disfrutar de su zona de baño. Ademas, la zona cuenta con más cascadas secundarias que pueden completar esta excursión cerca de Manila.

Mag-aso falls, cascadas en Bohol, Filipinas


Las cascadas de Bohol, Mag-Aso falls, son uno de los grandes atractivos de esta popular isla de Filipinas. Se localizan en la localidad de Antequera y lo ideal es llegar en moto. Como curiosidad, estas cascadas contaban con dos grandes chorros de agua pero después de un gran terremoto sólo permanece uno de ellos. Su gran piscina bien merece un baño para refrescar del clima tropical.

Comer sobre unas cascadas en Filipinas: Villa Escudero


Quizás hayas visto antes esta imagen en tus redes sociales. El complejo Villa Escudero ha ganado gran fama por tratarse de un restaurante en plenas cascadas en Filipinas. Su menú buffet no es especialmente amplio, pero la experiencia no está nada mal. El complejo cuenta, además con un museo religioso y varios ejemplos de casas coloniales filipinas.

¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Se usan cookies para crear la mejor experiencia de navegación posible para los visitantes del sitio viajaenblog.com. Haciendo clic en Aceptar, confirma estar de acuerdo con el uso de cookies.