Cuando tus amigos te dicen eso de ¡qué bien vives!

¿Te han dicho alguna vez eso de qué bien vives? Seguro que sí, ¿eh? 😉 El caso es que no sé si yo vivo bien o no, pero al menos lo intento. Y si a ti también te lo han dicho, espero que al menos también lo intentes.

Lo primero que habría que aclarar es el término en sí mismo. ¿Qué es vivir bien? Llevas un mes entero metido en el bucle de casa al trabajo y del trabajo a casa. Por fin llega un día que puedes irte de escapada a la playa o donde sea y… ¡Qué bien vives! Te dicen.

Subes fotos a Facebook y… qué bien vives

Facebook es el peor enemigo para esto de vivir bien. ¿acaso voy a estar constantemente subiendo fotos para contar lo mal que vivo? Pues hombre, por lo general no. Pero tus conocidos parece que no se han enterado de esto. Cuando comparto fotos de mis viajes en Facebook no estoy proclamando lo bien que vivo, simplemente intento animar a los que quieran a que también se decidan a hacer una escapadita.

Pero la rutina diaria sigue ahí. Casa, trabajo, más trabajo, obligaciones… No es que viva especialmente bien pero, de nuevo, ¡lo intento cuando me sobra algo de tiempo!

Viajar más es pegarse la vida padre

Estoy de acuerdo en que viajar más es sinónimo de vivir mejor. Pero esto lo pienso yo como buen amante de los viajes. Lo que no significa es que me esté pegando la vida padre. Voy a explicarlo de otra manera. Me gasto 50 euros en vuelos para volver de visita a Londres un fin de semana. Me acogen amigos, así que no pago alojamiento. A la vuelta alguien suelta esa frase: ¡Qué bien vives! Y pregunto, ¿y tú qué has hecho este fin de semana? Nada especial, salir, cenar fuera, el vermú del domingo… Nada especial pero se ha gastado 50 euros en copas, 50 en comidas, etc… ¿Por qué soy yo el que vive bien si al final me he gastado menos?

Lo mismo pasa con las vacaciones. Dos semanas en el sudeste asiático versus una semanita en Europa. Al principio puede dar la sensación de que habiendo comprado vuelos por 600 euros frente a los 100 de la escapada por Europa el que «vive bien» soy yo. ¡Encima dos semanitas! Bueno, pues cuando te cuentan que en esa semana han venido sin un duro y cada uno llevaba 1000 euros en la cartera, ¿no es irónico que me digan qué bien vivo?

El desenfoque del postureo

En estos nuevos tiempos ha cobrado fuerza el concepto del postureo. ¿Es posturear sinónimo de vivir bien? Puede que lo sea o que no, lo que tiene esta nueva tendencia es que el resto sólo vemos la capa más superficial. Así que quién sabe si esa persona que posturea vive bien o mal… Difícil saberlo. Eso sí, el objetivo está cumplido porque, sea como fuere, el caso es que el postureador siempre da la sensación de vivir bien.

Entonces, ¿tú qué opinas? ¿Vives bien, sólo lo parece o ni siquiera eso? ¿Qué les respondes a todos esos amigos que te dicen a menudo eso de qué bien vives?

¡Comparte!

3 respuesta a “Cuando tus amigos te dicen eso de ¡qué bien vives!”

  1. Cathy dice:

    My bueno y muy real!
    Yo respondo que quien no lo hace es por que no quiere, sobre todo hoy en día que existe una facilitad brutal para moverse sin tener que gastarse una fortuna, sea donde sea!
    También es cierto que las redes sociales son un escaparate del cual cada uno saca sus propias conclusiones de lo que ve, pero habitualmente la historia real no tiene por que reflejar lo que se ve

    1. Me alegro de que te guste. Gracias por tu comentario 😉

  2. victor dice:

    buena frase para entrar a alguien??

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Se usan cookies para crear la mejor experiencia de navegación posible para los visitantes del sitio viajaenblog.com. Haciendo clic en Aceptar, confirma estar de acuerdo con el uso de cookies.